Buscar

martes, 28 de febrero de 2017

La senda fluvial del Pas

Hoy iremos a la senda fluvial del río Pas, cuyo punto de partida está cerca de Boo de Piélagos, junto a la A-67, antes de cruzar el Pas en dirección Santander-Torrelavega (margen derecha de la autovía).

Antes de empezar, quiero aclarar que NO HAY NADA que se llame "senda fluvial del Pas". Este río no tiene ninguna senda fluvial a diferencia de otros, como por ejemplo el Nansa. Una senda o sendero fluvial es una ruta que discurre por una orilla de un curso de agua o cerca de él, ya sea un río o un pequeño regato, pero no cualquier ruta, sino una que se llame así. La que yo llamo "senda fluvial del Pas" es lo que en Google Maps aparece como "Barrio Solarana". Al no ser ningún sendero señalizado concreto, lo he bautizado así para saber de qué estamos hablando.

Una vez dicho esto, creo que podemos empezar con las fotos.




El lugar en el que recomiendo dejar el coche.



El camino internándose entre eucaliptos.
En la primera fotografía vemos el lugar en el que yo recomiendo aparcar si vas al lugar en coche. Es el sitio que aparece en Google Maps al pinchar en el primer enlace. La segunda muestra lo mismo pero al oeste. Un poco más abajo nos topamos con un par de carteles, aunque no sé cuál sería la palabra más adecuada para nombrarlos.


El primer letrero (o lo que sea).
El segundo, un poco más abajo.

Ambos me llamaron mucho la atención, pero sobretodo el segundo. El primero es para los peregrinos del Camino de Santiago. Sí, por aquí también pasa. Cuando os encontréis algo del Camino de Santiago en Egipto, que no os sorprenda... El caso es que marca lo que queda para llegar a Santiago de Compostela: 560 kilómetros. Si yo estuviera de peregrinaje por aquí y me encontrara con esto, no sé si me animaría o me quitaría toda la fuerza del cuerpo... y fíjate que de ese punto a Santiago en línea recta hay 380 kilómetros, casi 200 menos.



Es probable que hayáis visto ese letrero al ir hacia Torrelavega por la autovía, porque al estar al lado de ella se ve muy bien. El que dudo que hayáis visto es el siguiente, que está 50 metros más abajo. En él pone #Pielagos y #OnTheWay, que también se refiere al Camino de Santiago, ya que al traducir del inglés las letras de "On the way" nos quedaría "En el Camino", lo cual es una clara alusión al de Santiago, y si tradujéramos todo el cartel quitando las almohadillas obtendríamos "Piélagos en el Camino", es decir, que por Piélagos (donde estamos ahora) pasa el Camino de Santiago.
El puente de la A-67 que cruza el Pas.
Como muchos sabréis, el Ministerio de Fomento, encabezado por el antiguo alcalde santanderino Íñigo de la Serna, quiere construir un tercer carril para esta autovía, por lo que se comería la zona en la que están emplazados los letreritos que acabamos de ver, lo cual es una lástima porque es un sitio muy bonito, especialmente por los eucaliptos que dan sombra a ese tramo de la ruta.
La senda a 400 metros del punto de partida.
 Cuando pasamos por debajo del puente de la A-67 comienza lo más bonito, con el río muy tranquilo a la derecha, bordeado por juncos, árboles, plumeros (esto último sobra) y mucha más vegetación, con algunas casas en la margen contraria, que hasta tienen un embarcadero propio. Mientras, a la izquierda, podemos encontrar tanto bosques de todo tipo de árboles como prados que algún día estuvieron poblados por vacas. Cada 150 metros hay bancos en los que podemos sentarnos para descansar un rato o bien para contemplar el río.
Otro tramo de la ruta.
La carretera/sendero llegando a La Mina.
Último tramo de "naturaleza virgen" antes de llegar al modernismo.
En la imagen anterior, a la derecha, vemos una plantación de árboles. Pertenece a La Encina, un centro de jardinería que tiene su sede cerca de aquí y que posee plantaciones de todo tipo de flora por esta zona. Antes del meandro ya mencionado, La Encina tiene más cultivos.

La senda fluvial del río Pas, al estar en su mayoría asfaltada, se puede hacer con cualquier medio de transporte, incluso con coche, aunque siempre es más bonito hacerlo a pie o en bici. ¡Hasta la próxima!
 
Entrada anterior: La Ballena de Oriñón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada